viernes, 28 de febrero de 2020

¿Qué es Contratación Pública Electrónica?





En todo el mundo, cada vez más, la migración hacia la solución de licitación pública electrónica (en tanto concepto global) marca tendencia y cobra cada vez más atención tanto por parte de los organismos o personas ofertantes como de los oferentes.

Pero el ámbito de una plataforma de licitación pública electrónica, es muy amplio. Éstas en general contemplan muchos tipos de operaciones acerca de las cuales daremos cuenta en otros artículos. El enfoque de hoy, es sobre una de ellas: la contratación pública administrativa.

El delicadísimo tema de las contrataciones públicas debe desarrollarse en un ámbito que brinde las máximas garantías posibles. En todo el mundo, la gran mayoría de los gobiernos nacionales y municipales conciben a los procesos de contrataciones públicas como actos de máxima trascendencia y vital importancia, que se realizan repetidas veces a lo largo de los meses e incluso semanas.

En la absoluta certeza de que cualquier error en estos procedimientos puede ser fatal en términos políticos, las autoridades públicas a todo nivel se preocupan especialmente de modo que sus procedimientos de contratación y otros métodos de aprovisionamiento de bienes y servicios cumplan como mínimo con:

·        Desarrollarse en ámbitos de máxima confianza para todas las partes (imprescindible: absoluta transparencia)
·        Garantía de competitividad limpia e igualdad de condiciones para las empresas que respondan a los llamados
·        Que la percepción de los contribuyentes(ciudadanos) sea que sus aportes se manejan en forma correcta
·        Que todo se desarrolle en un marco de absoluta legalidad y se cumpla con las normativas que correspondan en cada caso

Al entrar en escena la posibilidad de sustituir los sistemas físicos tradicionales, por un sistema de plataforma de licitación electrónica (o de contratación electrónica en este caso específico, las ventajas precisamente en el cumplimiento de los cuatro puntos anteriores son irrefutables.

¿Cuál es la clave? ¿Cuáles son los principales atributos que ambos lados del proceso deben exigir a la hora de hacer elección por una solución de licitación electrónica? ¿Qué aspectos deben quedar claramente contemplados y garantidos por parte de la plataforma seleccionada?

 La plataforma de licitación electrónica, debe ser capaz de automatizar y definir todo el proceso, guiando a ambos usuarios (el oferente y el ofertante) de un modo intuitivo y sencillo a lo largo de cada etapa: desde que surge la necesidad por parte de quien publica el requerimiento, hasta el momento final que es la resolución del contrato.
Toda la relación que se establece debería ser ciento por ciento electrónica, incluso con los licitadores que no resultarán elegidos, pero con quienes se interactúa en varias fases del proceso.

Por último, importa asegurarse que la solución de licitación pública electrónica, esté diseñada en absoluta congruencia con las nuevas directivas europeas, particularmente en materia de licitación y contratación pública, de modo de garantizar mecanismos que garanticen una mayor eficiencia y racionalidad en el uso de los recursos públicos.

Aquella antigua máxima que dice “menos es más…” aplica perfectamente a este caso, pues la idea es que cada proceso de contratación pública electrónica comience, se desarrolle y culmine de la mano de la mínima inversión de recursos y en paralelo a la máxima eficiencia y transparencia posible.

¿Qué es Contratación Pública Electrónica?

En todo el mundo, cada vez más, la migración hacia la solución de licitación pública electrónica (en tanto concepto global) marca ...